¿Cuáles son los primeros síntomas del APLV?

Si tu bebé tiene APLV deberías notar síntomas de una reacción alérgica tras el consumo de leche de vaca, productos lácteos o cualquier alimento que contenga PLV.

Síntomas APLV

Existen dos tipos de APLV que presentan síntomas claramente distintos: alergias mediadas por  lgE o no mediadas por lgE.
 
En las alergias mediadas por IgE, los síntomas aparecen a los minutos o pocas horas tras comer o beber cualquier cosa que contenga PLV. En las alergias no mediadas por IgE los síntomas pueden aparecer horas o días después del consumo.
 
Los síntomas exactos con cualquiera de los dos tipos de alergia pueden variar de unos bebés a otros, pero pueden incluir los que a continuación se relatan:
 
  • Reacciones mediadas por IgE: reacciones cutáneas, dolor abdominal por cólico, náuseas o vómitos, diarrea, dificultades respiratorias o silbidos, anafilaxis y síntomas como los de la fiebre del heno (producida por la alergia al polen del heno, la cual causa estornudos, picor en nariz y ojos, tos seca, obstrucción nasal, lagrimeo y fotofobia).
  • Reacciones no mediadas por IgE: cólicos, reacciones cutáneas como eczemas, reflujo, heces inusuales, dolor abdominal, estreñimiento, dificultades respiratorias o silbidos y falta de crecimiento.

 
¿La alergia a la proteína de la leche de vaca se manifiesta siempre de la misma manera?

No, los síntomas son variados, con cualquiera de los dos tipos de alergia, pueden variar de unos bebés a otros.
 

¿Es lo mismo la alergia a la proteína de la leche de vaca que la intolerancia a la lactosa?

La APLV y la intolerancia a la lactosa suelen ser confundidas, pero no son lo mimos.
 
La APLV se produce cuando el sistema inmune desencadena una reacción alérgica a las PLVs, mientras que la intolerancia a la lactosa se produce cuando el sistema digestivo no es capaz de digerir los azúcares (llamados lactosa) en la leche.
 

¿Qué pruebas médicas diagnostican las alergias alimentarias?

Existen distintas pruebas para diagnosticar la APLV en función del tipo de reacción alérgica que se sospeche. Si el médico piensa que tu bebé pudiese tener una alergia mediada por IgE (cuando los síntomas aparecen inmediatamente después de haber consumido la proteína de leche de vaca), le harán al bebé una prueba cutánea o análisis de sangre. Si el médico sospecha que podría tratarse de una alergia no mediada por IgE (cuando la aparición de los síntomas se retrasa varias horas), te pedirá que el bebé comience una dieta exenta de PLV, seguida por un tratamiento.
 

¿Son dolorosas para el bebé?

La prueba cutánea se realiza utilizando la punta de una lanceta, lo que puede ser un poco molesto para tu bebé, pero no debería ser demasiado doloroso.
 

¿A qué profesional sanitario debo acudir en primer lugar?

Ante la primera sospecha, se debe acudir al pediatra lo antes posible. Si así lo considera, el profesional sanitario  remitirá al niño al especialista para realizarle al niño determinadas pruebas necesarias para confirmar el diagnóstico. No obstante, si se detecta cualquier reacción que afecte a la respiración del niño o a la consciencia es esencial acudir a un hospital o centro de salud de manera inmediata.