¿Qué es la alergia a la proteína de la leche de vaca APLV?

La leche de vaca está compuesta por diversos componentes, por ejemplo las proteínas (caseína o suero), azúcar de la leche (llamada lactosa) y grasa.

Qué es la APLV

La leche de vaca está compuesta por diversos componentes, por ejemplo las proteínas (caseína o suero), azúcar de la leche (llamada lactosa) y grasa.
 
La reacción alérgica sucede porque el sistema inmune identifica las proteínas de la leche de vaca (PLV) como una amenaza, cuando de hecho deberían ser inofensivas. Entonces, se liberan sustancias químicas como histamina y otros, son estos compuestos químicos los que desencadenan los signos y síntomas de una reacción alérgica.
 

¿Es un tipo de alergia frecuente?

 

Sí, muchos bebés son alérgicos a la PLV. De hecho, la alergia a la proteína de leche de vaca (APLV) es el tipo más común de alergia alimentaria en bebés y niños pequeños, afectando entre un 2 y 7.5% de los niños.
 
Esto significa que si tu bebé tiene APLV, ¡no estás sólo! Existe información y apoyo disponible por parte de los profesionales de la salud, organizaciones especializadas, asociaciones de pacientes y otro tipo de instituciones, otros padres como tú y recursos online. Echa un vistazo a nuestra sección de Recursos para encontrar fuentes de información y apoyo disponible. En esta web también puedes encontrar testimonios de otros padres con hijos con APLV.
 

¿Puede sufrirla cualquier niño?

 

La APLV tiende a desarrollarse en el primer año de vida del niño. En la mayoría de los casos ésta se desarrollará a medida que el niño crece, con una media de entre los 3 y 5 años.
 
Los expertos no están seguros de por qué algunos niños desarrollan APLV. Lo que sí saben es que tu bebé tendrá mayor riesgo de APLV si hay un antecedente familiar de alergias como el asma, eczemas o una alergia alimentaria.
 

¿Se hereda?

 

La tendencia a desarrollar alergias suele tener una base hereditaria, aunque el hecho de que alguno de los padres de la familia sea alérgico no significa que los hijos tengan que desarrollar necesariamente alguna alergia. Una persona puede heredar únicamente la propensión a tener una alergia, pero no se hereda una alergia en concreto.
 
Vídeos APLV | UNIDOS