Alimentación con leches de fórmula

Las leches de fórmula estándar para los bebés contienen proteina de la leche de vaca (PLV), la cual puede desencadenar reacciones alérgicas en su sistema inmune.

Alimentacion con leches de fórmulas

Existen diferentes tipos de fórmulas hipoalergénicas diseñadas para bebés con APLV, dos de las cuelaes son:
  • Fórmulas extensamente hidrolizadas: las PLV en una fórmula extensamente hidrolizada han sido rotas en pequeños pedacitos, por lo que es poco probable que pueden ser reconocidas por el sistema inmune. Esto significa que es menos probable que produzcan una reacción alérgica en la mayoría de los bebés con APLV. De hecho, las fórmulas extensamente hidrolizadas son efectivas en un 90% de los niños con alergia a la leche de vaca.
  • Fórmulas a base de aminoácidos: Las fórmulas de aminoácidos no contienen estas cadenas de aminoácidos – son la parte básica de la proteína en estado puro – amino-ácidos. Si tu pediatra le ha diagnosticado a tu hijo APLV grave, alergias múltiples o si inicialmente tu hijo estaba recibiendo una fórmula extensamente hidrolizada, y todavía siguen apareciendo síntomas, es probable de tu pediatra te recomiende una fórmula de aminoácidos.


¿El tratamiento está financiado?


Las fórmulas hidrolizadas están financiadas por la Seguridad Social en los casos en los que exista un diagnóstico confirmado.
 

¿Hasta qué edad se financia?

 
Estos tratamientos están financiados hasta los 24 meses de edad.
 

¿Por qué la fórmula extensamente hidrolizada tiene un olor particular?


En las fórmulas extensamente hidrolizadas las proteínas procedentes de la leche se tratan por hidrólisis para obtener los péptidos de menor peso molecular, y así disminuir considerablemente la alergenicidad. Estas proteínas modificadas se absorben fácilmente, pero tienen un sabor y olor característico diferentes a las leches infantiles habituales, y pueden afectar también a la consistencia de las deposiciones del niño.
 

¿El niño es capaz de detectar el sabor?


Todas las fórmulas extensamente hidrolizadas hipoalergénicas tienen sabores similares, y hay estudios científicos que han demostrado que los lactantes se adaptan a ellas rápidamente (y que no les desagradan)11. Los niños alimentados con fórmulas extensamente hidrolizadas con LGG® durante la infancia muestran preferencia por sabores más amargos que están presentes en frutas y verduras11,12-14. Los bebés se adaptan fácilmente a los nuevos sabores. Después de comenzar a tomar fórmulas extensamente hidrolizadas con LGG® es posible que el niño realice deposiciones blandas frecuentes de color verdoso, pero esto es normal y no es motivo de preocupación.