Consejos para ir a la playa con tu peque por primera vez

La playa es uno de los destinos más visitados en la época veraniega, el sol, la brisa y el mar relajan a tu bebé y le proporcionan una experiencia única en su aprendizaje del entorno y la naturaleza

playa

Consejos para ir con tu peque por primera vez a la playa.

La playa es uno de los destinos más visitados en la época veraniega, el sol, la brisa y el mar relajan a tu bebé y le proporcionan una experiencia única en su aprendizaje del entorno y la naturaleza, pero debemos tomar ciertas precauciones para poder aprovechar plenamente unas vacaciones en la playa con tu pequeño.

 Te damos las claves para disfrutar con los niños de un verano seguro y protegidos bajo el sol.

¿A qué edad puede ir un bebé a la playa por primera vez?

Debes tener en cuenta que no es aconsejable exponer al sol a un bebé de menos de 6 meses, por lo que, si lo llevas a la playa o a la piscina este verano, deberás tenerlo a cubierto siempre, por ejemplo, bajo una sombrilla y vestirlo con ropita ligera como el algodón, de esta manera permanecerá fresquito y protegido en todo momento.

A partir de los 6 meses, puedes llevar sin problemas a tu pequeño tanto a la playa como a la piscina y disfrutar de un refrescante baño, siempre que lo mantengas protegido.

¿Cómo proteger del sol a mi bebé?

En cuanto al uso de cremas solares en bebés muy pequeños, te recomendamos que consultes con tu pediatra para una mayor seguridad, ya que te puede dar las claves del tipo de crema que puedes utilizar y que no le produzca alergias e irritaciones al bebé. Para asegurarte te recomendamos que además de este método, optes por los filtros físicos (camisetas protectoras, gorros, etc.) existen muchas marcas de ropa con protección solar para ellos y es una barrera eficaz entre los rayos ultravioleta y su delicada piel.

Si por el contrario tus hijos ya son un poquito más mayores puedes usar lociones resistentes al agua, te recomendamos que la apliques por lo menos media hora antes de la exposición y renovar después de cada baño o cada 2-3 horas.

¡Los ojos también se protegen!

No olvides que tanto la arena como el agua reflejan la radiación ultravioleta, por lo que es igual de importante proteger los ojos del sol.  Para ello usa gafas con los filtros adecuados y con lentes homologadas, que cumplan la normativa vigente de la Unión Europea.

¿Qué horas debes evitar ir a la playa o la piscina con tus hijos?

En la playa el tiempo pasa volando, los niños juegan con la arena en la orilla del mar y tu disfrutas viéndolos divertirse, pero hay horas que debes evitar, fundamentalmente las centrales del día de (11h a 16h) dónde la radiación solar es más intensa, presta atención no sólo a si está a la sombra, ya que el mecanismo termorregulador de los bebés no funciona como el de los mayores y puede sufrir un golpe de calor sin darte cuenta. Procura refrescarlos de manera continuada y mantenerlos hidratados siempre.

Tener hijos y disfrutar del verano, no es incompatible, siempre que los tengamos protegidos y procuremos los cuidados necesarios, podrás pasar un maravilloso día de playa en familia con tus pequeños.