¿Cómo debo empezar a introducir alimentos sólidos en la alimentación de mi bebé?

Los consejos sobre el destete varían, pero algunas directrices recomiendan iniciarlo a los 6 meses de edad, y en ningún caso antes de los 4 meses de edad.  Este es un momento emocionante y un logro importante para cualquier lactante, tenga o no alergia a la proteína de la leche de vaca.

Debes hablar siempre con tu pediatra antes de hacer cambios en la dieta de tu bebé, especialmente si tiene alergia a la proteína de la leche de vaca o alguna otra alergia alimentaria.  Puede que tu pediatra te remita a un especialista cuando empieces el destete, para tener la seguridad de que no introduces ningún producto lácteo ni alimentos que contengan proteínas de leche de vaca, y de que tu bebé está recibiendo todos los nutrientes que necesita para un crecimiento y un desarrollo saludables.

Si te asusta un poco la perspectiva de que tu bebé empiece a tomar alimentos sólidos sin proteínas de leche de vaca, asegúrate de seguir una serie de consejos sencillos que pueden ayudar a facilitar algo el proceso.

Consejos sobre el destete de lactantes con alergia a la proteína de la leche de vaca

Lee siempre con atención las etiquetas de los alimentos para comprobar que no contienen proteínas de la leche; puede que la lista siguiente de alimentos te resulte útil:

¿Cuáles son los alimentos que contienen leche de vaca?

  • No pruebes alimentos que suelen producir alergias alimentarias (mira la tabla más adelante) hasta que tu bebé tenga por lo menos 6 meses de edad y a esa edad introdúcelos con cuidado y despacio, de uno en uno, siguiendo las indicaciones de tu pediatra o especialista.

Alergias a otros alimentos

Hay otros alimentos que se sabe que producen a veces reacciones alérgicas en niños.  Algunos ejemplos son:

  • Huevos
  • Soja
  • Pescados y mariscos
  • Trigo
  • Frutos secos
  • Sésamo

Antes de excluir alimentos de la dieta de tu hijo, debes solicitar siempre asesoramiento profesional.  Tu pediatra o especialista te ayudarán a asegurar que tu hijo reciba todos los nutrientes que necesita para un desarrollo y un crecimiento sanos.

  • Prueba con nuevos alimentos de uno en uno, y empieza con pequeñas cantidades, para que puedas comprobar que tu bebé no tiene una reacción alérgica antes de continuar.
  • Lleva un diario de los síntomas para anotar cuándo introduces un nuevo alimento en la dieta de tu bebé, en qué cantidad y si provoca o no una reacción alérgica (puedes descargarlo aquí e imprimirlo si lo deseas).

Diario de síntomas

  • A medida que tu bebé va tomando más alimentos sólidos, es posible que quiera beber menos fórmula infantil.  Para tener la seguridad de que tu bebé sigue consumiendo la cantidad adecuada de fórmula que le asegure el aporte de los nutrientes que necesita, una buena idea es mezclar una fórmula hipoalergénica especialmente desarrollada para lactantes con alergia a la proteína de la leche de vaca con alimentos como papillas de cereales, de fruta o de verduras para aumentar su valor nutricional.
  • Sustituye la leche de vaca en las recetas por fórmulas infantiles hipoalergénicas especialmente desarrolladas para lactantes con alergia a la leche de vaca, cuando hagas arroz con leche o bechamel.
  • Prueba nuevos alimentos a primera hora del día, por ejemplo, a la hora de almorzar, para que puedas vigilar si tu bebé tiene una reacción alérgica durante el día y llamar al médico si es necesario.

Guía para el destete de lactantes con alergia a la proteína de la leche de vaca

  • Las recomendaciones del Departamento de Salud para evitar los frutos secos se modificaron en el año 2009.  Consulta a tu pediatra o a otro profesional sanitario si puedes introducir frutos secos en la dieta de tu hijo.