¿Cómo afecta la alergia a la proteína de la leche de vaca a la vida familiar en tu hogar?

La experiencia que supone para los padres el cuidado de un bebé con alergia a la proteína de la leche de vaca puede variar, pero la mayoría dicen que se tarda un tiempo en adaptar la vida en familia para dar cabida a la alergia alimentaria de su hijo.

Habla con tu profesional sanitario para que te dé consejos y apoyo.  En esta página encontrarás algunos consejos sobre la vida familiar con tu pequeño que podrían serte de utilidad.

Guía para padres sobre la APLV

Las horas de comer

¿Cómo manejo las horas de comer en familia?

Una vez que el bebé empiece a tomar alimentos sólidos, es posible que te sientas un poco agobiada al tener que conseguir que tu pequeño pruebe alimentos nuevos al tiempo que atiendes las diferentes necesidades de toda la familia.  Pero un poco de planificación te puede ayudar a que las horas de comer sean un poco más sencillas:

  • No intentes ofrecer un "servicio de restaurante" con comidas diferentes para los diferentes miembros de la familia; en su lugar, prepara platos sin proteínas de leche de vaca ¡que toda la familia pueda disfrutar!  Muchos de los alimentos favoritos de una familia no contienen leche, como espaguetis a la boloñesa o asados para cenar, pero obviamente tendrás que leer la etiqueta de todos los alimentos y bebidas para estar segura.  Si una receta necesita leche, por ejemplo para hacer bechamel o arroz con leche, simplemente sustituye la leche de vaca por una fórmula hipoalergénica especialmente diseñada para lactantes con alergia a la proteína de la leche de vaca; de esta forma añadirás diversidad a tus menús y ayudarás también a aumentar su valor nutritivo
  • Si estás preparando una receta sin proteínas de leche de vaca para tu pequeño, reduce el riesgo de contaminación lavando bien los cubiertos y los cacharros, utilizando tablas de cortar diferentes, lavándote bien las manos e instruyendo a tu hijo para que no comparta vasos, platos ni cubiertos
  • Deja que las comidas transcurran al ritmo de tu bebé; no le metas prisa para que coma ni le hagas comer a la fuerza, y deja que decida cuándo ha comido suficiente
  • Incluye a tu bebé en las comidas familiares siempre que sea posible y haz que los niños más mayores se impliquen también en la compra o la preparación de los alimentos
  • Cuando estés planificando y haciendo la compra para las comidas familiares, lee siempre con atención las etiquetas de los alimentos para asegurarte de que no contienen proteínas de leche de vaca; puede que la lista siguiente de alimentos frecuentes te sea de utilidad

¿Cuáles son los alimentos que contienen proteínas de leche de vaca?

Hermanos y hermanas

¿Y mis otros hijos?

El manejo de un bebé con alergia a la proteína de la leche de vaca puede ser más difícil si tienes otros hijos sin alergias.  Es posible que sientan celos por la atención que recibe su hermano alérgico, así que:

  • Explica a tus otros hijos por qué es necesario manejar la alergia de su hermano o hermana
  • Haz que participen; pide a todos los niños que participen en la compra o la preparación de los alimentos y haz que toda la familia coma junta
  • Intenta dedicar tiempo de calidad también a tus hijos no alérgicos

Salidas fuera de casa

¿Qué tentempiés puedo llevar cuando salgamos fuera de casa?

Puede que parezca un poco difícil sacar a tu bebé fuera de casa, especialmente si tiene alergia a la leche de vaca.  Pero unos tentempiés adecuados pueden ayudarte a organizar un viaje divertido y relajado, sin reacciones alérgicas; a continuación encontrarás algunas ideas para tentempiés sin proteínas de leche de vaca:

  • Tiras de pepino o pimiento para untar con hummus
  • Palomitas de maíz
  • Galletas o aperitivos salados sin proteínas de leche de vaca
  • Fruta (evitando fresa, kiwi y melocotón)
  • Bocadillos o sandwiches sin proteínas de leche de vaca (p. ej., de jamón, de queso sin leche)
  • Pasteles de arroz o de maíz
  • Merengues (si tu hijo no es alérgico al huevo)

El sueño del bebé

¿Cómo puedo ayudar a que mi bebé duerma mejor?

Como les ocurre a todos los lactantes, tu pequeño puede tener de vez en cuando problemas para dormir.  Las siguientes sugerencias pueden ayudar:

  • Si tu bebé se despierta varias veces por la noche, intenta averiguar si es porque ha dormido demasiado durante el día, porque le angustia la separación, porque le disgusta algo (por ejemplo, ha perdido el chupete), porque tiene hambre o por algún otro motivo.
  • Prueba a darle a tu bebé un biberón entero justo antes de irse a la cama para tener la seguridad de que no se acuesta con hambre
  • Piensa en la posibilidad de destetar a tu bebé y empezar a darle alimentos sólidos con la supervisión de tu pediatra para tener la seguridad de que tu pequeño está obteniendo la energía suficiente
  • Prueba a cambiar de postura a su bebé mientras duerme para ver si eso supone alguna diferencia
  • No dejes que tu bebé pase demasiado calor; su habitación debe estar a unos 18ºC y no le debes cubrir la cabeza; utiliza sábanas o mantas ligeras que no le tapen más arriba de los hombros

El sueño de los padres

¿Cómo puedo sobrevivir sin dormir?

Nunca es fácil dormir lo suficiente con un recién nacido, pero todavía puede ser más difícil si tu bebé está irritable o tiene cólicos causados por una alergia a la proteína de la leche de vaca.  Así que, por supuesto, intenta conseguir todo el sueño de calidad que puedas:

  • Si tu bebé está dormido, intenta dormir tú también.
  • No tengas miedo de pedir ayuda a tu pareja, amigos o familiares, si están disponibles, para poder disfrutar de un bien merecido descanso
  • Recuerda que debes encontrar tiempo para alimentarte bien tú también y que debes evitar un consumo excesivo de alcohol antes de acostarte