Aunque la alergia a la proteína de la leche de vaca es la alergia alimentaria más frecuente en menores de 3 años1, la buena noticia es que esta desaparece en más de las tres cuartas partes de los bebés cuando estos crecen1. Una vez que la alergia desaparece, se puede consumir leche de vaca sin sufrir reacciones alérgicas, en otras palabras, se puede retomar una dieta normal.

La mayoría de los bebés con alergia a la proteína de la leche de vaca pueden consumir esta leche sin sufrir reacciones alérgicas cuando cumplen 3–5 años2-4. En el caso de la alergia a la proteína de la leche de vaca no mediada por IgE sin otras complicaciones, la mayoría de los bebés retomarán una dieta normal a los 3 años de edad. En los casos de alergia a la proteína de la leche de vaca mediada por IgE, la edad media para retomar una dieta normal es a los 5 años5. 

Si a tu bebé se le ha diagnosticado alergia a la proteína de la leche de vaca, tu médico te dirá cuándo y cómo comprobar que la alergia ha empezado a desaparecer. Mientras tanto, este te recomendará que realices cambios en la dieta para tratar la alergia.

 

Bibliografía
1. Koletzko S et al. J Pediatr Gastroenterol Nutr 2012;55:221-229. 
2. Host A. Ann Allergy Asthma Immunol 2002;89(Suppl):33-37.
3. Santos A et al. Pediatr Allergy Immunol 2010;21:1127-1134.
4. Canani R et al. J Pediatr 2013;163:771-777.
5. Ludman S et al. BMJ 2013;347:fS424.