Un diagnóstico de alergia grave a la leche de vaca o alergias alimentarias múltiples puede resultar abrumador. A veces la situación se complica y hace falta paciencia, organización y una planificación cuidadosa, pero los padres no están solos. Con el apoyo de los médicos y los dietistas, tu bebé obtendrá todos los nutrientes que necesita. He aquí algunas consideraciones para el tratamiento dietético de la alergia a la proteína de la leche de vaca grave o las alergias alimentarias múltiples. 

Cambios en la dieta de los bebés alimentados con fórmula

Si a un bebé alimentado con fórmula se le diagnostica alergia a la proteína de la leche de vaca grave o alergias alimentarias múltiples, ha tenido una reacción grave como anafilaxia, o los síntomas persisten aun tomando una fórmula extensamente hidrolizada, el médico puede recomendar una fórmula hipoalergénica con aminoácidos.1 Encuentra más información sobre los cambios en la dieta que tu médico puede recomendar a los bebés con un diagnóstico de alergia a la proteína de la leche de vaca grave o alergias alimentarias múltiples.

Apoyo de un dietista

Un dietista con experiencia en alergias puede aconsejarte sobre los alimentos a evitar y cómo ayudar a tu bebé a obtener todos los nutrientes que necesita de los alimentos que puede tomar. Si a un bebé se le diagnostica alergia a la proteína de la leche de vaca grave o alergias alimentarias múltiples, el médico puede derivarle a un dietista para que preste este apoyo.

Consideraciones a la hora de cocinar 

Cuantas más alergias tenga el bebé o con mayor gravedad reaccione a las alergias, más complicado será darle de comer. Los padres tendrán que:

  • Leer con mucho cuidado cada etiqueta de los alimentos

Hay que leer las etiquetas de los alimentos para determinar la presencia de alérgenos que han de evitarse, aunque pienses que conoces el producto por haberlo usado otras veces. Las empresas suelen cambiar las recetas o la fábrica de producción, por lo que los ingredientes y la información de advertencia pueden cambiar. En EE. UU., las etiquetas de los alimentos hacen hincapié en los alérgenos presentes dentro de la lista de ingredientes. 

  • Ten presente el riesgo de contaminación cruzada

La contaminación cruzada puede ocurrir en casa cuando la comida se prepara o se sirve en superficies que han estado expuestas a otros alimentos que contienen un alérgeno. Por lo tanto, reviste especial importancia que utilices siempre utensilios y cazuelas distintas para preparar los alimentos de un bebé con alergia grave a la leche de vaca o alergias alimentarias múltiples

  • Planifica con antelación las comidas y los tentempiés

La planificación es esencial para no exponer a alérgenos a un bebé con alergias alimentarias múltiples o graves. Los padres deben aprender a adaptar las recetas y hacer las comidas y tentempiés por adelantado si comen fuera de casa. Resulta muy práctico cocinar en cantidad y congelar con etiquetas bien claras. 

Anafilaxia 

La anafilaxia, o choque anafiláctico, es un síntoma grave de una alergia potencialmente mortal. Se trata de un síntoma preocupante en cualquier alergia, pero especialmente si el bebé tiene alergia a la proteína de la leche de vaca o alergias alimentarias múltiples, ya que pueden aumentar las probabilidades de que ocurra. En el caso de la alergia a la proteína de la leche de vaca, la anafilaxia es un síntoma grave asociado a una alergia mediada por IgE.1 No todos los niños con alergias sufrirán un choque anafiláctico, pero es importante que los padres sepan lo que es y cómo tratarlo, para que puedan reconocerlo y actuar de forma rápida y serena si se produce.

La anafilaxia suele presentarse de forma súbita justo después de la exposición a un alérgeno y empeora con rapidez. Los síntomas son2.3:

  • Inflamación de la lengua o la garganta.
  • Problemas para tragar o hablar.
  • Sibilancia, tos persistente o asma grave.
  • Mareo, desmayo, pérdida de consciencia (debilidad muscular en bebés).
  • Taquicardia.
  • Piel fría y húmeda.
  • Erupción cutánea con picor.
  • Náuseas o vómitos.
  • Dolor de estómago.

Si sospechas una anafilaxia, llama inmediatamente a una ambulancia.

Si el médico cree que un bebé sufre riesgo de anafilaxia, puede recetar un autoinyector de adrenalina. Se enseñará a los padres a usarlo para que administren la adrenalina al bebé en caso de choque anafiláctico.

 

Bibliografía
1. Venter C et al. Clin Trans Allergy 2017;7:26.
2. NHS Choices. www.nhs.uk/conditions/anaphylaxis/pages/introduction.aspx (consultado en agosto de 2017).
3. Allergy UK. www.allergyuk.org/information-and-advice/conditions-and-symptoms/33-anap... (consultado en febrero de 2018).